Asociación de Fiscales Asociación de Fiscales

Urgente necesidad de una nueva plantilla del Ministerio Fiscal

El tema de la ampliación de plantilla es, lamentablemente, uno de los recurrentes en nuestra Carrera, pues sigue siendo, a día de hoy y tras un incremento constante de las funciones asignadas a los Fiscales mediante sucesivas reformas legislativas, notoriamente insuficiente. 

Dos son los problemas que, objetivamente, nos encontramos a la hora de abordar un profundo estudio del tema, por un lado el desconocimiento sistemático del número de plazas que en cada ocasión el Ministerio de Justicia está dispuesto a aprobar, y por otro lado, la enorme dificultad en recabar  datos estadísticos fiables en los que un análisis riguroso de la cuestión debe apoyarse; datos estadísticos a los que, a día de hoy, únicamente se exige que desvelen las “ratio” de trabajo de la Carrera. Sin embargo, los programas informáticos de los que se dispone se han revelado absolutamente ineficaces para ello.

La Comisión ejecutiva de la AF hace una propuesta basada en el número de órganos judiciales y volumen de procedimientos con intervenciones del Ministerio Fiscal, tanto escritas como orales. 

De esta manera, y de modo aproximativo, consideramos que como mínimo han de ponderarse la asignación de:

    • Un Fiscal por Juzgado de Instrucción.
    • Un Fiscal por cada Juzgado exclusivo de Violencia de Género.
    • Un Fiscal por Juzgado de lo Penal.
    • Un Fiscal por cada Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.
    • Un Fiscal por cada Sección de lo Penal de Audiencia Provincial.
    • Un Fiscal por cada dos Juzgados mixtos.
    • Dos Fiscales por Juzgado de Menores.
    • Un Fiscal por cada dos órganos de las siguientes características: Juzgados de Familia, Incapacidades y Sección Civil de la Audiencia Provincial.
    • Un Fiscal por cada cuatro órganos de las siguientes características: Juzgados de lo Mercantil, Contencioso-Administrativo y Social.

Las nuevas plazas que, de esta forma, se creen deberán ser todas ellas de la segunda categoría, a fin de paliar la desigualdad actual de categorías entre las Carreras Fiscal y Judicial, equiparando proporcionalmente el número de abogados-fiscales en relación con los fiscales, al número de jueces en relación con el número de magistrados.

Por supuesto la propuesta no pretende la asignación concreta posterior en cada Fiscalía, puesto que la organización y asignación concreta de los fiscales quedará en manos de los respectivos Fiscales jefes en función de las necesidades concretas de sus respectivas Fiscalías, pero entendemos que la propuesta es adecuada para determinar la ratio de Fiscales necesarios para asumir una razonable carga de trabajo. 

Esta proporción no se cumple en la gran mayoría de las Fiscalías, y a lo anterior hay que recordar que las últimas convocatorias de plazas para Jueces y Fiscales han supuesto un detrimento importante en cuanto al número de plazas para Fiscales. Todo ello genera como consecuencia inevitable un mayor esfuerzo provocado por el aumento de la intervención del Ministerio Fiscal en nuevos procedimientos, además del control constante en la revisión de causas provocada por el art. 324 de la LECrim, lo cual conlleva a la imperiosa necesidad de un aumento relevante de plantilla. 

Nos llama la atención que, si el propio Ministerio de Justicia asignó un número de 80 refuerzos a las distintas Fiscalías para atender a las necesidades creadas por la entrada en vigor del art 324 de la LECrim, se proyecte una creación de plazas muy inferior a ese número, que ya de por sí resultaba insuficiente para atender a las nuevas necesidades.

Por todo lo anterior resulta sorprendente que la propuesta de aumento de plantilla anunciada al Consejo Fiscal, sino de modo oficial, sí oficioso, hable aproximadamente de un número de 30 plazas.

Ante esa previsión, la Comisión Ejecutiva de la AF quiere manifestar su honda preocupación y profundo malestar tras las nulas respuestas recibidas por parte del Ministerio de Justicia frente a las reivindicaciones y demandas formuladas por las Asociaciones de Fiscales, y trasladadas de forma reiterada y continua al Ministerio, ante las necesidades que ya se preveían con la entrada en vigor de las distintas las reformas legislativas, imposibilitando al Ministerio Fiscal un eficaz cumplimiento de sus funciones. 

Madrid a 20 de mayo de 2016.

La Comisión Ejecutiva de la Asociación de Fiscales.